Poder escuchar y saber escuchar

Más del 5% de la población mundial (360 millones de personas) padece pérdida de audición discapacitante (328 millones de adultos y 32 millones de niños). Por pérdida de audición discapacitante se entiende una pérdida de audición superior a 40dB en el oído con mejor audición en los adultos, y superior a 30dB en el oído con mejor audición en los niños. La mayoría de las personas con pérdida de audición discapacitante vive en países de ingresos bajos y medianos.

Aproximadamente una tercera parte de las personas mayores de 65 años padece pérdida de audición discapacitante.

El 60% de los casos de pérdida de audición en niños se deben a causas prevenibles. 1100 millones de jóvenes (entre 12 y 35 años de edad) están en riesgo de padecer pérdida de audición por su exposición al ruido en contextos recreativos.

Los estudios realizados han demostrado que sólo utilizan audífonos una de cada cinco personas con insuficiencias. Las personas con pérdidas auditivas esperan un promedio de casi 10 años hasta tomar medidas en contra.

Un mayor conocimiento del sentido del oído puede ayudar a sensibilizar a las personas y animarlas a revisar su órgano auditivo y solicitar asesoramiento a tiempo. Con frecuencia el tratamiento a tiempo con medicamentos o una operación pueden evitar la pérdida de oído. Si se espera demasiado en la mayoría de los casos será necesario un aparato, pues el cerebro puede "olvidarse" de oír.

Aquí hemos recopilado algunos datos para Usted.

Origen: www.who.int/mediacentre/factsheets/fs300/es/